El taxista Leónidas Barrientos Gongora (45) fue reportado como desaparecido hace casi una semana. La última vez que se le vio fue el 28 de octubre al mediodía cuando salió de su vivienda ubicada en Zamacola a trabajar.

La esposa del taxista, Sheila Amezquita Molina (29) empezó a buscar desesperadamente a su esposo que no daba ninguna señal de su paradero.

Hoy el taxi de Barrientos fue encontrado en una vivienda en Puno, por lo que su esposa viajó de inmediato hasta esta ciudad con la esperanza de volver a verlo.

La policía de Puno pudo hallar el vehículo gracias al GPS incorporado en el auto. La dueña del inmueble donde se encontró el taxi dijo que el vehículo había sido dejado por su inquilino Fredy Copa Chávez dos días después que se reportó la desaparición del taxista.

Durante las diligencias en el lugar, se hallaron 12 placas de rodaje en la maletera del vehículo, por lo que la policía no descarta que Copa Chávez pertenezca a una banda criminal dedicada al robo de autos.

La policía esta en busca de Fredy Copa Chávez quien está no habido y la dueña del inmueble, Inés Huancco (47) fue detenida por receptación.

Hallaron el cadáver del taxista

Mientras la joven madre se encontraba en Puno, la policía encontró el cadáver del taxista dentro de un cuarto ubicado en la asociación de vivienda José Luis Bustamante y Rivero, en el distrito de Cerro Colorado.

Su esposo fue hallado atado con cinta a una silla y con señales de haber sido torturado, puesto que presentada varios golpes en su cuerpo.

La fiscalía llegó al lugar para realizar el levantamiento del cadáver y la policía se encargará de las investigaciones correspondientes del caso.